Hoy es el Día Mundial del Ahorro de Energía, una jornada que promueve acciones para reducir el consumo eléctrico y minimizar su impacto en el medio ambiente. En este artículo vemos varias formas de ahorrar energía que todos y todas podemos aplicar para fomentar el buen uso de los recursos energéticos. ¿Quieres potenciar tus conocimientos en este área? Cursar este postgrado en energía solar fotovoltaica es una opción que te puede interesar.

5 formas de ahorrar energía que están a nuestro alcance

Existen varias formas de ahorrar más energía que están de nuestra mano cada día. Desde la iluminación LED y la elección de electrodomésticos de clase energética A, pasando por cocinar de forma más eficiente y reducir los desplazamientos, hasta la puesta en práctica del autoconsumo solar. Vamos a ver en mayor profundidad todas las acciones que podemos hacer para crear hogares y, a la vez, un mundo más sostenible:

1. Priorizar la luz natural y usar lámparas LED

En materia de iluminación hay varias formas que permiten ahorrar más energía. Una de ellas es aprovechar la luz natural siempre que sea posible y apagar las luces que no se necesiten. Y, respecto al uso de luz artificial, es recomendable elegir lámparas LED, ya que tienen una vida útil más larga que las bombillas incandescentes y son las más eficientes; pueden suponer un ahorro de hasta un 80%.

2. Cocinar de forma más eficiente

Hay varias formas de ahorrar luz en la cocina y hacer un uso más eficiente de este espacio. Cocinar con olla a presión, usar el fuego adecuado al tamaño de la sartén, utilizar tapas en las preparaciones, hacer Batch Cooking y aprovechar el calor residual (apaga el fuego durante los últimos minutos y dejar terminar la cocción) son algunos de los tips para ahorrar energía en la cocina.

Otra acción que reduce notablemente la factura eléctrica es usar más el microondas y reducir el consumo del horno. Según datos del Instituto de Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE), con ello se ahorra hasta un 60% de energía.

3. Elegir electrodomésticos de clase A

A la hora de adquirir un electrodoméstico es importante fijarnos en la etiqueta de eficiencia energética, ya que nos indicará si gasta más o menos energía. Lo ideal es optar por aparatos de clase A, ya que nos permiten ahorrar hasta un 60% en comparación a otras clases energéticas inferiores como la G.

Por otra parte, en lo que respecta al uso de los electrodomésticos, la OCU ofrece algunos consejos para ahorrar energía:

  • Lavar la ropa en frío y mantener limpios los filtros.
  • Utilizar programas ECO, como en el lavavajillas, por ejemplo. Esto puede suponer pagar un 20% menos de luz y un 16% menos de agua. Y, en el caso del aire acondicionado, el ahorro sería de hasta un 30%.
  • Regular bien el frigorífico (entre 3º y 7º) y el congelador (entre -20º y -18º).
  • Evita el consumo fantasma o, lo que es lo mismo, no mantener los electrodomésticos en stand by y apagarlos.

4. Reducir desplazamientos

¿Cuántas veces cogemos el coche y no haría falta? ¿En cuántas ocasiones podemos optar por el transporte público en lugar de vehículo propio? Con estas pequeñas prácticas también se incrementa el ahorro energético. Hacer los desplazamientos a pie u optar por otros medios como la bicicleta, el autobús o el tren son formas de contribuir a un mundo más sostenible y eficiente.

5. Apostar por el autoconsumo fotovoltaico

Si bien es cierto que puede suponer una inversión significativa y que no está al alcance de todos y todas, optar por el autoconsumo fotovoltaico (producir la propia energía eléctrica en el hogar) también ayuda a ahorrar energía. Y es que el uso de paneles solares puede suponer un ahorro de entre el 40% y el 60% del gasto anual.

Consejos prácticos para ahorrar energía en casa

Es evidente que el ahorro energético impacta positivamente en los hogares pero, más allá de ello, también tiene una repercusión positiva a nivel global. Si hacemos un uso eficiente de la energía en entornos domésticos contribuiremos a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, mejoraremos el uso de los recursos naturales y, a la vez de la economía a escala mundial.

Ya hemos visto que en nuestro día a día podemos hacer mucho por ahorrar energía. Gran parte de estas acciones se pueden aplicar en todos los hogares. Y no, no se trata de permanecer a oscuras o de pasar calor o frío, sino de hacer un uso eficiente de la energía de la que disponemos. ¿Cómo? Con estos pequeños y sencillos gestos que podemos aplicar en casa:

  • Desconectar los aparatos electrónicos que no estén en uso. Esta simple acción puede suponer un 10% de ahorro en el hogar.
  • Evitar mantener la nevera y el congelador abiertos y separados de hornos, microondas, radiadores y otras fuentes de calor.
  • Utilizar lámparas de bajo consumo y aprovechar al máximo la luz natural.
  • Limpiar los filtros de aparatos como el aire acondicionado o la lavadora.
  • Contratar solo la potencia necesaria. Por ejemplo, una vivienda de unos 80 m2 no suele requerir más de 4.60kW.
  • Adecuar la temperatura del hogar; entre 19º.y 21º en invierno y entre 24º y 26º en verano.
  • Evitar el uso de la secadora.
  • Poner el lavavajillas solo cuando esté lleno.
  • Programar la lavadora en las franjas horarias de bajo consumo y reducir la temperatura de lavado. Por ejemplo, un ciclo de 40º supone un ahorro de hasta el 25% respecto a uno de 60º.

Por qué es importante el ahorro energético

Ahora que ya te hemos dado varios tips y consejos para ahorrar energía en el día a día, puedes preguntarte por qué este tipo de acciones son tan importantes. Reducir el gasto energético significa disminuir el consumo de la electricidad y, a su vez, la emisión de gases que contaminan el planeta.

Así pues, además del beneficio económico que se obtiene al tomar hábitos de eficiencia energética, estos también contribuyen a proteger y hacer más sostenible el medio que nos rodea, disminuyendo los efectos del cambio climático.

Estudiar energía solar fotovoltaica

Estudiar el Postgrado en Energía Solar FotovoltaicaLa energía solar fotovoltaica es una de las formas más efectivas para incrementar el ahorro energético. ¿Sabías que la instalación de placas solares puede reducir entre un 40% y un 60% el gasto eléctrico anual? A raíz de ello, la demanda de instaladores y especialistas en montaje mantenimiento de paneles solares sean cada vez más demandados.

Si tú también quieres formar parte de un sector en pleno auge, que promueve la sostenibilidad y la eficiencia energética, en nuestro centro puedes estudiar un curso de energía solar fotovoltaica.

Para especializarte en la instalación de paneles solares deberás familiarizarte con las características de este tipo de energía, las necesidades energéticas y la normativa de aplicación. Asimismo, necesitarás aprender a desarrollar proyectos de instalaciones solares fotovoltaicas y saber aplicar las medidas de control y mantenimiento correspondientes. En definitiva, toda una suma de conocimientos que podrás adquirir a través de nuestro programa formativo.

¡Celebra la Black Week con nosotros! Te regalamos 60€ para tu matrícula. CUPÓN: BLACK60

X